LOADING...

Conociendo a Alberto, uno de los Cofundadores de HomeQube

Más que un Jefe de Obra

Lo primero Hola a tod@s y encantado de que podáis leerme.

Aprovechando la oportunidad que nos brinda el Blog de HomeQube me presento.

Me llamo Alberto Figueroa soy Arquitecto Técnico (Universidade de A Coruña) desde el año 2005. Y esta es una de las razones que me ha traído hasta aquí: Mi trabajo.

Actividad y Evolución Profesional

Haciendo retrospectiva, todo empezó ese 1 de Enero de 2006 cuando me asocié con otros 2 arquitectos técnicos. Entre los 3 creamos un estudio dedicado a las actividades de la profesión. Nuestro foco principal eran las Direcciones de Obra y coordinaciones de seguridad y salud en edificación. Aunque también realizábamos, informes, peritaciones, valoraciones, mediciones y proyectos de arquitectura y diseño.

Al mismo tiempo y hasta el año 2008, en paralelo también me dedicaba a la Gestión de Obra. Y lo hacía en una pequeña promotora local dedicada a la promoción y construcción de viviendas unifamiliares como Jefe de Obra.

En el año 2008 dejo esta empresa y comienzo una nueva etapa en una constructora que se dedicaba a la Obra Pública. Allí empecé estudiando las obras a las que optábamos en concursos. Y en 6 meses volví a mi rol de Jefe de Obra, gestionando aquellas actuaciones que licitábamos y conseguimos ganar en esos concursos. Desempeñé esta labor durante 2 años y a su vez dirigí la ejecución de múltiples proyectos.

  • parques infantiles en Extremadura y Sanxenxo (Pontevedra)
  • reforma de local para un Centro Social en Oviedo
  • Un Campo de Futbol en el Grove (Pontevedra) con vestuarios y gradas
  • una piscina municipal en Aliseda (Cáceres).
  • La rehabilitación y museo de un pozo minero en Villanueva del Río y Mina (Sevilla)
  • la reforma de las oficinas de la policía local de Lucena (Cordoba)
  • Ejecución de una rotonda en Coto de Bornos (Cádiz)
  • Un centro social en Torreblascopedro (Jaén),….

También daba apoyo técnico buscando proveedores para otros compañeros durante algunos meses en la rehabilitación de dos centros sociales en Torralba de Calatrava (Ciudad Real), y Tomelloso (Ciudad Real).

La verdad es que fueron 2 años muy intensos, en los que realicé más de 11 obras y con un presupuesto superior a las 3.5 millones de Euros. A ello sumémosle que gestionaba a unos 15 obreros propios de nuestra empresa y más de 30 subcontratas. Tan sólo pensando en que realizaba más de 45.000 kilómetros al año en coche os podéis imaginar cómo era el nivel de intensidad de mi día a día. Y por supuesto, no dejé las direcciones de obra que tenía en Pontevedra.

Mi presente y futuro

Así fué hasta el año 2010 cuando finalizo mi relación contractual con dicha empresa. Y lo hago para emprender creando mi propia compañía de Gestión de Obras despempeñando el rol de Project Manager. La intención por la que se crea esta esta empresa era la de dar un servicio añadido a los clientes que me contrataban para la dirección de sus obras y así poder aumentar mis ingresos. Os recuerdo, que esos años coincidieron con una época muy difícil a raíz de la crisis económica que afectó especialmente al sector de la construcción.

Esta nueva compañía la tengo hasta el año 2015, momento de inflexión en mi carrera profesional. Y es que durante esos años conozco a Jose Antonio Gil, persona que se encargaba de realizarme todas las instalaciones de calefacción, fontanería y saneamiento de las obras que gestionaba. Por tanto, en el 2015 nos asociamos Jose Antonio Gil y yo con un tercer socio (capitalista) para formar una nueva empresa, Insega Energía. Sociedad con la que nos centrábamos en la la actividad de las instalaciones térmicas. Pero también queríamos aportarle un valor añadido a nuestra oferta añadiéndole inteligencia a las mismas.

Debo añadir un dato importante para que entendáis mejor el por qué de mi decisión a la hora de crear esta nueva sociedad: La evolución positiva del mercado en los últimos años. Y no nos engañamos por qué nuestra área de instalaciones convencionales dedicadas a fontanería, ventilación, saneamiento, calefacción y energías renovables ha crecido y sigue creciendo a un ritmo muy fuerte. De hecho hemos doblado prácticamente cada año la facturación.

También he de ser claro y comentaros que no todo fue un camino de rosas. En el área de Instalaciones Inteligentes tuvimos varios fracasos. Principalmente originados por la falta de conocimiento que teníamos. Y esto fue así hasta que en el año 2017 conozco a Juan Alfonsín el cual plantea un proyecto muy bien pensado y que me gustó. Se trata de HomeQube, Proyecto por el que apostamos firmemente y con el que vemos una gran perspectiva de negocio para el futuro. Además debo reconocer que el Internet de las Cosas (IoT), la domótica y el Hogar Inteligente son tecnologías realmente apasionantes. Pensar en cómo es, funciona, y lo que puedes llegar a hacer en cada intalación de domótica para una vivienda, son retos adictivamente absorventes.

En la actualidad continúo realizando las Direcciones de Obra ya que es la única actividad de la profesión que puedo compatibilizar con el resto de mis actividades. Aúnnque ahora de forma autónoma. Llevo también la parte de administración y dirección de negocio de la empresa de instalaciones convencionales Insega Energía y de HomeQube.

No todo son instalaciones y trabajo

Ahora llega el momento de hablar un poco de lo que no es trabajo. Si no más bien lo que es mi vida una vez salgo de la oficina o de visitar alguna de las obras que llevamos.

Mis pasiones son mi hija y mi familia. Mis aficiones la cocina ya que me permite realizar cosas diferentes cada día. Además me encanta socializar disfrutando de cualquier comida echa a la brasa, como churrasco / carnes, paella, pescado, etc… Por supuesto que también soy un friki de la tecnología como no puede ser menos. Debido a mi vinculación empresarial en HomeQube con esta área, es algo que hace que disfrute todavía más de la empresa. También me encanta el deporte al aire libre. Sobre todo y desde hace relativamente poco tiempo, los deportes acuáticos como la natación. ¡Y como no! El diseño. La arquitectura la cual comparto con buenos amigos diseñadores con lo cuales pasamos horas creando espacios de forma altruista. Aúnque en muchas ocasiones para trabajos contratados, esto es cierto.

Por último, una gran afición y que es muy especial para mí ya que la comparto con mi hija de 8 años que es la pintura. Por ahora ella es mucho mejor que yo debido a su gran imaginación y soltura, pero estoy convencido de que con el tiempo espero alcanzarla o incluso superarla.

Espero no haberos aburrido. Así que tal y como comencé con un «Hola», llega el momento de despedirse. Pero no sin antes haceros saber que podéis contactar conmigo para lo que necesitéis.

Hasta luego,
Alberto Figueroa